Las vacaciones son sinónimo de fiesta. Las fragancias de verano invitan a disfrutar de las largas noches estivales en la playa o en la piscina, con música y cócteles refrescantes.